viernes, 21 de diciembre de 2007

La bestia brillante (2005)

La bestia brillante, Diego Loayza, óleo sobre madera, 2005

Calles rojas, sombras masculinasincrustadas y vuelas en arpegios descontrolados: savia, savia la savia del arbol descomunal y sanguinario-esqueleto sanguinario, zumo de diente de leche... Lo intestinal hecho fauna en sueños y vigilia anal. Las serpientes escuchan el llamado, la campana dentada, llegas lo que llega.

3 comentarios:

La Nuit dijo...

No te olvides que dios esta muerto

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Por eso lo adoramos

Psicodeliazombie dijo...

A veces a dios se le adora demasiado...!!!