martes, 2 de septiembre de 2008

CRASH, por Ballard

Tanto para Cronenberg como para Ballard, Crash resultó un proyecto desmesurado, monstruoso, más allá de todo lo que habían hecho antes. Lo curioso es que, cuando veo la película, me digo que Crash es, como dicen los franchutes, on ne peut plus Cronenberg. Sin embargo, lo mismo me ocurre cuando leo la novela respecto a Ballard. Crash es un "proyecto" que, si bien, cuela perfectamente a las obsesiones de ambos autores, comporta algo más, algo que hace que sea único en las obras de ambos... Crash tiene un aura, una estructura, una apuesta, una profecía, un mandato que va más allá de estos dos genios que, en rubros diferentes, no han sido sino medios de la idea misma, esclavos de su hipnosis, para que ésta, como una reina morbosa, se plasme en letras y fotogramas.

Lo interesante de este corto es que muestra la perspectiva audivisual del proyecto Crash que el mismo Ballard consintió. Es interesantísimo ver las diferencias con la perspectiva cronenbergiana.

¡Bienvenidos!

LA BALLARDMANÍA QUE ME AFECTA HACE YA UNOS MESES HA SIDO CONCEPTUALIZADA EN "EL LAR DE LOS CONFORMES DISCONFORMES", EN ESTA DIRECCIÓN:

http://el-lar.blogspot.com/

5 comentarios:

LoRbAdA dijo...

Quizás uno se conoce mejor a sí mismo cuando sabe hasta que límite puede llegar en la autodestrucción sin juicios ni prejuicios. A partir de ese momento el miedo puede dejar de ser un mecanismo de defensa hasta convertirse en un mecanismo de placer.

Merlina dijo...

holaaa !

oo mira :]
es una perspectiva un poco extraña...
el inicio del cortometraje es como una exhibiciión de lo que puede ocurrir estando ebrio xD
o cosas por el estilo

pasando a otro tema, si me enteré de que para algunos era imposible leer lo último que escribi ! no se porqué (pero no ocurrió lo mismo para todos eso es lo extraño).
Gracias :]

bueno un saludo, bueno dos! x)
Adieu

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Lorbada: Como bien reza el mandato católico: a fuerza de temer tanto aquello que se desea, se termina deseando aquello que se teme.

Merlina: Me gusta lo de "cosas por el estilo"... lo de Ballard es una ebriedad sin alcohol, verdad...

Saludos

zombre dijo...

Que tal sr. me he tardado un poco en responder sobre el factor trueque, es bastante picarezca quiza una distopia ballardiana, se agredecen estos actos hay que seguir. Y respecto a la ballardmania. Ballard sabe plasmar, y bien lo expresan en el lar, la dureza y la cotidianeidad de los grotesco le da su fuerza a estos proyectos. Aqui nos se plasma el mundo fantastico si no quiza, la isla o la posibilidad de esta.

Saludos

Martín G. Ramis dijo...

después de leer tu blog creo que te gustaría leer: Martín Garrido entre el centeno.